Los valores: las herramientas imprescindibles para el desarrollo personal y profesional de nuestro alumnado

El modelo educativo del Colegio CEU Virgen Niña está basado en la oferta de una formación integral, que supera la simple transmisión de conocimientos. Así, vemos a nuestro alumnado como los agentes de la transformación que necesita la sociedad para mejorar. Por esta razón apostamos por una educación en valores, potenciando además el desarrollo de competencias y habilidades. Con ello, formamos a personas equilibradas y futuros profesionales de éxito.

Educando en los valores del humanismo cristiano desde los primeros años

No tenemos duda de que los valores capacitan, que son la base de la innovación y de los emprendimientos transformadores. Son los que nos guían tanto personal como profesionalmente.

En el mundo complejo en el que vivimos, en el que la globalización, los cambios vertiginosos y la incertidumbre son protagonistas, se puede producir una pérdida de valores, así como la aparición de otros ligados a los nuevos modelos socioeconómicos. Por eso hay que tener claro que, para forjar valores humanistas, es necesario comenzar en los primeros años. De ahí la importancia de introducir los valores en el Colegio. Al facilitar su adquisición a niños y niñas estaremos capacitándoles y otorgándoles herramientas para desarrollarse en la comunidad.

Valores, competencias y habilidades para afrontar el futuro con confianza

La responsabilidad, la honestidad, la solidaridad, el compromiso… son básicas para plantear la educación. Pero tenemos que ir más lejos. La creatividad, el pensamiento divergente y la inteligencia emocional son ya imprescindibles para el desarrollo de la persona y unas herramientas esenciales para su desempeño profesional. No olvidemos que las competencias son más valoradas por los reclutadores que la experiencia o la titulación.

Así, los valores se convierten en útiles instrumentos para el futuro, obligando a la educación a reinterpretarse desde el punto de vista de las nuevas competencias. De esta manera, la creatividad se conforma como la capacidad del individuo para encontrar nuevos caminos o de enfrentarse a los retos para llegar a nuevas conclusiones. Es decir, se orienta a la resolución de problemas y a la generación de ideas valiosas.

Los valores del futuro deben capacitar, por ejemplo, para el emprendimiento, que se apoyará en el esfuerzo, la colaboración, la empatía, la superación y el sentido de la responsabilidad. Todo, para desarrollar a los que serán los líderes con corazón del mañana.

Así, en el Colegio CEU Jesús María potenciamos la creatividad en las aulas a través del fomento del pensamiento divergente. Proponemos la participación en iniciativas para fomentar la visión emprendedora como Junior CEU Emprende. Incentivamos el pensamiento crítico y analítico, a través del aprendizaje basado en el pensamiento o Thinking Based Learning (TBL) y el Aprendizaje Basado en Proyectos. Trabajamos las soft skills y los valores día a día, y damos enorme protagonismo a las competencias STEAM.

En un mundo tan cambiante es necesario dotar a nuestros niños y jóvenes de las herramientas necesarias para encarar el futuro con confianza y sin miedos. Educar en valores se configura así en una manera de participar en su proceso de desarrollo y construcción personal.

Trackbacks & Pings